Alcachofas en salsa

Receta de alcachofas en salsa

Haz estas deliciosas alcachofas en salsa de vino blanco, con cebolla, ajo y un toque de harina para darle el espesor deseado, y sorpréndete con su sabor.

¿Quieres ver los ingredientes para Alcachofas en salsa?

Descubre los ingredientes para hacer Alcachofas en salsa pinchando aquí:

¿Cómo hacer alcachofas en salsa?

Cocemos las alcachofas:
1

Si las alcachofas están enteras, las limpiaremos hasta quedarnos con los corazones. Una vez limpias, las coceremos en abundante agua con un poco de sal y un chorrito de limón para que las alcachofas no se pongan negras.

Hacemos la salsa de las alcachofas:
2

Pelamos y cortamos la cebolla en juliana. Pelamos y laminamos los dientes de ajo. Reservamos.

3

Pondremos al fuego la cazuela en la que vamos a cocinar las alcachofas en salsa, con un chorro generoso de aceite. Cuando esté caliente, agregamos la cebolla y el ajo, y rehogamos, a fuego lento, hasta que la cebolla esté bien tierna pero no dorada.

4

En ese momento, vertemos el vino, dejamos hervir 5 minutos, y añadimos la harina.

5

Removemos bien la salsa e introducimos el brazo de la batidora para triturar bien la salsa. Una vez triturada, la pasamos por el colador o por el chino para que quede una salsa fina fina.

Terminamos las alcachofas en salsa:
6

A continuación, añadimos las alcachofas a la salsa, las removemos un poco, y las dejamos a fuego lento, durante unos 5 minutos para que las alcachofas cojan bien el sabor de la salsa... Listas.

Foto orientativa: jlastras

Nota del autor:

Si quieres, puedes comprar las alcachofas en lata o los corazones ya cocidos, aunque a mi las alcachofas en salsa me gustan prepararlas con las alcachofas frescas o, como mucho, ultracongeladas, pero con todo el sabor a las alcachofas naturales.

Una verdura que le puede dar un sabor muy rico a la salsa de las alcachofas, es el puerro. Si te gusta o lo tienes en casa y quieres aprovecharlos, no dudes añadirlos junto con la cebolla, quedará una salsa deliciosa.

A algunas personas no les gustan los ajos, si es tu caso, no los añadas, no pasa nada. También puedes sustituirlos por el puerro del que he hablado antes, pues el sabor del ajo puede dar un ligero toque a ajo pero muy ligero, y puede ser un gran sustituto del ajo para la salsa.

Sé que se pueden cocer las alcachofas en el horno, yo no lo he hecho nunca, pero me han dicho que quedan perfectas si las haces así: 1- Aliña los corazones de las alcachofas con una mezcla de dos cucharadas de aceite de oliva y sal. 2- Colócalas en la fuente de horno y, cuando el horno esté caliente a 200ºC, mete las alcachofas en el horno y déjalos hornearse unos quince minutos. Pasado el tiempo, retíralas y continúa con la receta de las alcachofas en salsa como he explicado anteriormente.

Otras búsquedas relacionadas con "Alcachofas en salsa"